miércoles, 23 de marzo de 2016

Entrevista a Lucia Jimenez hermana mayor de la hermandad de la columna.

Entrevista a Lucía Jimenez que nos cuenta su vida como hermana de la columna y las labores en la hermandad.
¿Cómo y cuándo te involucras en el mundo cofrade?
Pues prácticamente desde que nací. Mi padre formó parte de la Junta de Gobierno durante muchos años y desde pequeña siempre estuve con él, ayudándole en las labores de la priostía y todas las actividades que se hacían en la Hermandad. En mi casa y para mi familia, la Hermandad siempre ha ocupado un lugar preferente.
Con apenas 16 años comienzo a desempeñar tareas de responsabilidad en la Hermandad y con 18 años hasta la actualidad, pertenezco a la Junta de Gobierno.
En la Hermandad nació y creció mi fe y en ella, junto a la comunidad parroquial de santa María sigo fortaleciéndola, compartiéndola y enriqueciéndola.
¿Cofrade se nace o se hace?
Pues ambas cosas. A veces por tradición familiar, perteneces a una Hermandad, desde que naces te inscriben y vives junto a tu familia todos los días la Hermandad. Tus padres, tus abuelos, tus hermanos te acercan de una manera u otra a la Hermandad y no puedes separarla de tu vida.
Pero en otras ocasiones, los amigos, los Titulares, la manera de ser de la Hermandad es la que te atrae y cuando te metes de lleno en el día a día te atrapa…
Haznos un balance de tu periplo como Hermana Mayor
Pues resumidamente deciros que han sido años en los que la crisis económica se ha sentido bastante por lo que hemos tenido que afrontar estos tiempos difíciles en los que los grandes estrenos se han tenido que aparcar y trabajar en mantener nuestra Iglesia, nuestra casa de Hermandad y el enorme patrimonio que posee la Hermandad de la Columna, estando muy atentos a las necesidades de los hermanos.
Destacar la reforma de las reglas que en breve serán aprobadas por el Arzobispado; la realización de un reglamento de régimen interno y el proyecto del cambio de las imágenes secundarias del Paso de misterio que en breve confío pueda ser presentado a los hermanos, junto a una reforma del paso.
Y un balance como cofrade y tu entrada en la Hermandad
Pues como cofrade he podido vivir momentos inolvidables que te enriquecen y te hacen descubrir lo mucho y bueno que realizan las Hermandades en Carmona, sobre todo esas pequeñas cosas que no se ven y que es imposible resumir el día de la salida de la Cofradía.
Intento vivir la Semana Santa desde ese inmenso acto de amor que realizó Jesucristo por cada uno de nosotros, viviendo con intensidad el Triduo Pascual y durante todos los días del año, desde el compromiso como cristiana, en el seno de la Hermandad y en la parroquia de santa María.
Desde que formo parte de la Hermandad, ésta ha marcado mi vida y lo que soy. Son ya 26 años los que llevo comprometida desde la Junta de Gobierno… sin duda, eso marca muchísimo.
¿Algún momento cofrade que recuerdes cariñosamente?
Uuuffff, muchos, tantos que no podría enumerarlos: corretear por la iglesia de niña, ver vestir por primera vez a la Virgen, limpiarle la espalda al Cristo, mi primer artículo en el boletín informativo, meterme bajo los pasos, salir por primera vez de nazareno, mi primera reunión como miembro de junta de gobierno… Y como Hermana Mayor otros tantos: recibir como hermanos a los niños pequeñitos, el abrirse las puertas de la Iglesia el Jueves Santo, los besamanos y los besapies…
¿Contenta con tu Hermandad?
Es un honor ser la Hermana Mayor de la Hermandad de la Columna, una Hermandad muy querida y con un sello propio, que ocupa un lugar importante en la Semana Santa de Carmona.
Siempre se puede mejorar, seguir creciendo y aportando nuevas cosas o conservar esas pequeñas tradiciones que se aprenden de nuestros mayores.
¿Cómo ves a la juventud cofrade de hoy día?
Pues los jóvenes de hoy en día son jóvenes que están mucho más preparados que los de mis tiempos, con grandes ilusiones y enormes posibilidades de hacer cosas, tienen una gran capacidad de organizarse y conseguir realizar grandes proyectos.
Tienen que ser pacientes, aprender poco a poco y siempre estar dispuestos a hacer la tarea que se les encomiende, haciéndolo con humildad y sencillez, sabiendo que su granito de arena contribuye al engrandecimiento de la Hermandad, siendo comprometidos y responsables.
¿Un deseo para esta Semana Santa?
Que la vivamos llenos de fe y devoción, no quedándonos en el exorno de flores de los pasos, en los estrenos, en la música o cómo anda el paso. Lo más importante es lo que va arriba: Cristo, nuestro Señor y su bendita Madre.
Que todas las Hermandades podamos realizar nuestra Estación de Penitencia dando un verdadero testimonio como cristianos creyentes y comprometidos.
¿Cuál es la labor social de la Hermandad?
Desde la bolsa de caridad contribuimos con nuestra ayuda en todas las campañas que la iglesia pone en marcha a lo largo del año (Domund, iglesia diocesana, Manos Unidas), a lo que añadimos una beca a un hermano de nuestra Hermandad que es seminarista (este año se ordenará –D.m.- en el mes de septiembre diácono) y colaborando muy estrechamente con las Cáritas de Carmona, en especial con la de nuestra parroquia de santa María.023.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada